Brasília, 11/10/2018 – Para celebrar el Día del anciano, el 1º de octubre, la Sociedade Brasileira de Atendimento Integrado ao Traumatizado(Sbait) [Sociedad brasileña de atención integrada al traumatizado] lanzó una guía de prevención de caídas en la tercera edad. El documento reúne cuidados importantes para hacer de la casa un ambiente realmente seguro para los ancianos y se lo puede encontrar en el sito de la entidad.

“La ausencia de pasamanos, alfombras sueltas, pisos mojados, asiento sanitario muy bajo, asfalto con pozos y veredas mal conservadas son los factores externos que más causan caídas”, comenta en un comunicado de prensa, el médico Bruno Pereira, autor del trabajo y presidente del Capítulo Sao Paulo de la Sbait.

Según él, la iniciativa beneficia en diversos aspectos a quien ya pasó los 60 años. “Por causa de la fragilidad del cuerpo en esa fase de la vida, es mayor el riesgo de que una caída provoque fracturas, reducción de la capacidad funcional, aislamiento social, depresión y hasta la muerte”.

El mayor riesgo de tener una caída en la tercera edad tiene algunas justificaciones. Entre ellas, el déficit de equilibrio, la debilidad muscular y el sedentarismo, todos más comunes en esa franja etaria. De acuerdo con la guía en cuestión, en el mundo, por lo menos un anciano por segundo se cae en la casa o en la calle.

Cómo prevenir caídas en la sala y en los corredores

  • No deje juguetes y otros objetos pequeños esparcidos por el piso. Los cables y extensiones eléctricas tampoco deben estar por el camino.
  • Luces con sensor de movimiento en lugares de poca luminosidad y barras de apoyo pueden ser útiles.
  • Corra los muebles que dificultan el paso entre los ambientes de la casa.
  • Evite sofás bajos y blandos para reducir la dificultad al levantarse.
  • En las escaleras mantenga los escalones libres de objetos e invierta en pasamanos, cintas antideslizantes e interruptores de luz.

En la cocina y en el área de servicio

– No utilice armarios muy altos, para no tener necesidad de bancos o escaleras para alcanzar ciertos objetos.

En el baño

  • Aumente la altura del inodoro con un elevador de asiento e instale barras de apoyo para facilitar el movimiento a la hora de sentarse y levantarse.
  • Ponga alfombras con goma y antideslizante en el box de la ducha e instale barras de apoyo dentro para ayudar con los movimientos. Utilice una silla resistente y firme dentro del box si tuviera dificultad de agacharse durante el baño.
  • Opte por lámparas fluorescentes.
  • Compre cortinas, pileta e inodoro de color diferente al del piso. El contraste ayuda a evitar tropezones.

En el cuarto

  • Vea la posibilidad de instalar un interruptor de luz o velador al lado de la cama. Así la persona no necesita levantarse en la oscuridad.
    Si tiene alfombras en el dormitorio afírmelas al piso.
  • Evite camas muy bajas y colchones muy blandos para disminuir el esfuerzo al acostarse y levantarse.

¿Qué hacer en caso de que suceda una caída?

  • Busque ayuda en un puesto de salud, llamando a emergencias, al cuerpo de bomberos o la policía, informando lo ocurrido y detallando las informaciones médicas del anciano.
  • Mientras llegan los profesionales de salud, intente mantenerlo en calma e inmóvil, si hubiera sangrado es importante cubrir y poner presión sobre la herida con un paño limpio.

 

Fuente:
https://saude.abril.com.br/medicina/o-novo-guia-contra-quedas/